Fotógrafo de bodas

 

Hola, ¿ qué tal estás?.


Antes de nada, quiero agradecerte que  hayas entrado en mi web. Para mí, es toda una satisfacción que dediques un tiempo a descubrir parte de mí y de mi trabajo. 

Me llamo Francisco pero desde pequeñito todo el mundo me llama Curro. Así que, estaría encantado que tú también me llames Curro, el fotógrafo.

Aunque desde que monté mi negocio de fotografía, estoy habituado a escuchar más veces Fraco que Curro.


Mi primer contacto con una cámara de fotografía se remonta al año 2007, cuando una pareja de Madrid (Isabel y Sonia) se puso en contacto conmigo para realizar su boda ese mismo año. Aunque me sonó raro, para mí fué una sorpresa porque nunca antes había tenido una cámara de fotografía en mis manos.

Si te gusta mi trabajo y deseas conocerme, encantado te contaré la historia completa ya que para mí es un honor hablar de estas dos muchachas que confiaron en mí ciegamente para realizar su reportaje de bodas que , hoy en día, se ha convertido, con el tiempo, en el recuerdo de aquel día tan especial.

 

 


 

A día de hoy, toda mi dedicación está centrada en la fotografía. No busco la especialización en una materia única sino en personas, en todo lo que rodea su vida y todos aquellos acontecimientos que sean meritorios de recordar, fotografía de bodas, fotografía de bebés, fotografía de niños, embarazadas... porque solamente a través de imágenes, fijas o en movimiento, podremos mantener vivos recuerdos que, con el paso de los años, pueden perderse en nuestra memoria.


Como fotógrafo de bodas, es inevitable que quiera captar esos momentos y detalles que se producen de manera espontánea en cada acontecimiento a la vez, que también ofreceros un punto de vista más creativo y personal procurando mostraros una boda única llena de sensaciones como os muestro en BODAS B/N y en BODAS EN COLOR 

Fotógrafo de bodas


 

Fotógrafo de bodas

Como fotógrafo de bodas, quiero aportar el resultado que para mí quisiera. Doy lo que me gustaría que me dieran a mí, ofrezco lo que querría que me ofrecieran y soy como me gustaría que fueran conmigo. 

Así soy yo, y así me presento, con mis cosas buenas y mis manías pero todo ello es lo que hace que sea así y que ofrezca este trabajo.

La mayoría de mis facetas fotográficas están relacionadas con las personas. Sin ellas creo que me falta algo en mis fotografías. Me gusta ver y observar emociones y sentir ese factor humano en mis imágenes por ello, trabajo también vertientes paralelas a las bodas donde dejar volar mi imaginación como es el caso de la fotografía de familia, la fotografía bebés y la fotografía de niños como veréis en estos enlaces   MAMÁS Y BEBÉS y los NIÑ@S.

Pasad y mirad, estáis en vuestra casa.